Puedes ahorrar mucha electricidad gracias a la tecnología moderna

Si existe una preocupación crucial en el mundo actual, esa es el ahorro de la energía. Cada día que pasa se piensa y trabaja en los modos de reducir el consumo de energía, sobre todo en lo que respecta los hogares. Al día de hoy ya se dispone de aparatos digitales inteligentes como reguladores automáticos de temperatura, detectores de todo tipo, mandos, etc. Accesorios cuyos objetivos están puestos en el ahorro y uso cada vea más eficiente de la energía.

El ahorro en el consumo de la electricidad es un propósito generalizado hoy en día. Familias, industrias, empresas, instituciones, todos velan por reducir sus niveles de consumo de energía. Del mismo modo actúan los fabricantes de dispositivos y accesorios de todo tipo y uso, procuran que sus invenciones trabajen más eficientemente y consuman menos electricidad. Cada nuevo invento contempla un funcionamiento más eficiente con la menor cantidad de energía.

Introduciendo dispositivos innovadores

En relación con el uso de la energía en los aparatos reguladores de la temperatura de las casas, ya existe un mecanismo de conexión digital que te permite controlar en forma remota, los horarios e intensidades de operación de estos reguladores, lo puedes hacer bien desde tu ordenador o de tu teléfono móvil a través de esa aplicación diseñada expresamente para ese fin. Igual cosa sucede con los aparatos de aire acondicionado.

Los medidores del consumo de la electricidad son otros aparatos que podrán ser controlados de modo inalámbrico a través de la red haciendo uso de tu ordenador o tu smartphone. Estos nuevos medidores están conformados por una serie de detectores y otros controles adosados a ellos cuya finalidad es la de monitorear las progresiones en el consumo de energía eléctrica a lo largo de varios lapsos (minutos u horas) del día.

Otro de los objetivos de este aparato es servir de referencia a las empresas de electricidad para el establecimiento de precios que pueden variar según los niveles de consumo en cada momento del día y que ayuden, de algún modo, a reducir dichos niveles. Por otro lado, pudieran ser de utilidad en la distribución de la energía que proviene de fuentes alternas como por ejemplo las células fotovoltaicas o bien las instalaciones de energía eólica.

Por medio de una suerte de intercambio bidireccional, por un lado las empresas reciben la información de estos detectores y por el otro, las remiten a los usuarios las tarifas a pagar relacionadas con sus niveles circunstanciales y variables de consumo y todo ello, vía Internet. Estos dispositivos han podido ayudar a reducir los gastos en energía hasta en un 30%. Todos ellos están interconectados a una red eléctrica que trabaja por el ahorro de la electricidad.

Igualmente ya existen los “conmutadores inteligentes”

Hace poco tiempo fueron presentados los llamados “conmutadores inteligentes” su propósito es generar un ahorro consistente en los costos de la energía procurando reducir los niveles de potencia empleados por las baterías eléctricas que puedan existir en una vivienda. Con ellos se busca reducir el nivel máximo de consumo valiéndose de la distribución de la carga de las baterías de una manera uniforme en un rango temporal establecido segun comentan desde la web: https://www.reparaciondelavadorasenmadrid.es.

Estos conmutadores se erigen como una salida a aquella regulación que te impone contratar tu servicio de electricidad en relación con el mayor nivel de consumo registrado sin considerar el espacio temporal en el que se produce. Por otro lado, se busca reducir la tarifa de electricidad a pagar minimizando la potencia máxima utilizada en horas nocturnas sobre todo mediante aparatos como los de la calefacción.

Los conmutadores inteligentes pueden llegar a ser una gran ayuda para esas empresas en donde se produce un consumo elevado de electricidad en razón de su ocupación. En las áreas industriales pudiese ser de mucha utilidad en este sentido. Un conmutador de este tipo serviría para programar los horarios de encendido y apagado de los equipos que más energía consumen (como por ejemplo calefactores o termostatos).

Del mismo modo pudieran operar respecto de otros equipos como ventiladores, cafeteras eléctricas (sobre todo en bares y lugares afines) y muchos otros artefactos electrodomésticos. Con solo conectarlos a un conmutador inteligente se reduciría notoriamente el uso de la energía eléctrica. En casos como las piletas y las fuentes públicas sería de utilidad para regular los períodos de bombeo y circulación del agua.

Conmutadores controladores de los niveles de potencia

Estos accesorios conocidos como “Interruptores de Control de Potencia” o ICP, hoy en día son de uso obligado en todos los hogares, es un instrumento que se activa toda vez que se hace funcionar un aparato electrodoméstico. Su objetivo es registrar los verdaderos niveles de consumo de un hogar familiar y por supuesto, la tarifa que deben abonar por ellos.

Es cierto que todavía existen muchas viviendas que no tienen instalado este dispositivo y eso les permite usar más energía o potencia eléctrica de la que verdaderamente costean. Las empresas eléctricas son las responsables de informar a los clientes acerca de la obligatoriedad de instalar en cada casa este dispositivo. Igualmente tienen que cumplir un par de exigencias legales antes de tomar las medidas pertinentes al caso.

En este sentido, es necesario que se cumplan ciertos lapsos antes de actuar. Por ejemplo se les da a los clientes un período inicial de 20 días para responder a las exigencias de la compañía proveedora de electricidad. Si no hay respuesta del cliente, la empresa está obligada a otorgar una prórroga de 20 días adicionales para la instalación del dispositivo. Si al término de este nuevo período la empresa tampoco recibe respuesta alguna, entonces puede proceder.

Las medidas que la compañía puede tomar parten de la imposición de una elevada multa al cliente moroso. Esta multa puede representar el pago hasta el doble de la factura de electricidad de la vivienda. Desde este momento en adelante, si el cliente no se pone al día con el ICP, el monto de las penalizaciones se pudiera incrementar paulatinamente.