Aprovecha la luz solar en casa

Complementa las entradas de luz natural con una adecuada iluminación artificial

Consejos para aprovechar la luz solar y reducir el consumo de electricidad

La adecuada iluminación de los ambientes es todo un arte. Más allá de cumplir un rol funcional, con la correcta combinación de luminarias y luz natural puedes crear espacios confortables y acogedores, que resalten el estilo de tu decoración.

Pero muchas veces, nos guiamos solo por razones estéticas, olvidando por completo factores tan importantes como el consumo energético. Con los sencillos trucos que a continuación te presentamos podrás iluminar tus ambientes de manera adecuada, aprovechando al máximo la luz solar.

¿Cómo maximizar el uso de la luz solar y reducir el consumo de energía?

Para sacar el máximo provecho de la luz natural hay ciertos trucos que usan los profesionales del diseño de interiores. Por ejemplo, el uso de los colores. La paleta cromática que elijas para tus paredes puede darle mayor luminosidad a las habitaciones. Opta por tonos claros o brillantes, que amplían visualmente el espacio y reflejan la luz natural o artificial.

Otra buena alternativa, si las características de tu vivienda lo permiten, es la instalación de elementos arquitectónicos, como los tragaluces. Además de ser una entrada adicional de luz, son focos de atención que ayudan a despejar y agrandar una habitación pequeña o encerrada.

Pero si bien esta no es una opción viable para todos, hay otras ideas de fácil implementación que pueden utilizarse en todo tipo de decoración. En este caso nos referimos a los espejos. Hoy en día podrás encontrar en el mercado infinidad de formas y tamaños, con marcos de todos los estilos, que de seguro se adaptarán a tus ambientes. Los espejos no solo permiten aprovechar la iluminación existente, sino que también crean sensación de mayor amplitud.

Elección de las lámparas

La elección de las luminarias es una tarea mucho más compleja de lo que puedas imaginarte. Con ellas se pueden crear efectos dramáticos o dirigir la atención hacia un punto específico. Por ejemplo, puedes colocar algunos focos halógenos para destacar un cuadro especial en tus paredes.

Sin embargo, este tipo de lámparas tienen un alcance muy limitado, por lo que para iluminar de manera adecuada una habitación requerirás de muchos focos. Esto atenta contra el objetivo de reducir el consumo eléctrico. Si lo que buscas es rebajar el coste de tu factura, prefiere otro tipo de luminarias que tengan un haz de luz más amplio, como las de campana, que son una alternativa mucho más eficiente.

Bombillas ahorradoras

Como su nombre lo indica, este tipo de bombillas utilizan entre un 50 y un 80% menos energía que una bombilla incandescente, para generar la misma cantidad de luz. Asimismo, tienen una vida útil mucho más larga y pueden instalarse en todo tipo de lámparas.

Uso de reguladores de luz

Los reguladores de luz son una excelente opción para optimizar el consumo de electricidad. Puedes encontrar diferentes modelos, que permiten el control manual o remoto. Con ellos podrás regular la intensidad de cada luminaria de tu hogar.

Además del evidente ahorro energético que suponen, alargan la vida útil de las bombillas, pues estas sufren un menor desgaste.

En términos decorativos, con los reguladores de luz o dimmers podrás crear ambientes muy acogedores y ajustar la intensidad lumínica de acuerdo con la entrada de luz natural en las diferentes horas del día.

El uso de reguladores de luz está ganando popularidad en los hogares, ya que permite variar la intensidad de la iluminación según la situación. Por esta razón podremos aprovechar de mejor manera la luz natural y optimizar el uso de la luz artificial.

Si quieres saber más sobre cómo ahorrar en tu factura de electricidad, no dudes en contactar con electricistas profesionales quienes podrás asesorarte en la elección de las soluciones más eficaces.